Alehk Rod

Su investigación pictórica consiste en el ensayo de una mirada.
Como persona con rango visual reducido, se encuentra constantemente interpretando
su entorno de una forma particular. Esto ha llevado a Alehk a deconstruir y construir en su
cabeza todo aquello que percibe, convirtiéndose en parte de ella.
La inspiración de Alehk nace del proceso de encaje estudiado en la escuela de arte como punto de
partida del dibujo. En este proceso se simplifica una imagen en líneas y estructuras
geométricas.
Su lenguaje combina la geometría derivada del proceso con una elección de colores
vivos que, a través de lo plano y lo opaco limitan la sensación de percepción espacial en
el espectador.
Estas formas definidas y matemáticas ironizan la falta de nitidez con la que perciben sus
ojos y proponen una visión caleidoscópica de la realidad.
En la búsqueda de esta expresión Alehk se mueve entre diferentes técnicas como la
fotografía, la escultura y principalmente la pintura.
Esta versatilidad le permite jugar con los límites de su universo creativo y proponer nuevas
realidades.